Recetas

ALBONDIGAS DE PAVO CON QUESO FRITO

Comensales: 4 personas

Ingredientes

500 g de pechuga de pavo, 4 porciones de queso brie, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 4 tomates secos, 8 aceitunas negras, 1 huevo, un trozo de miga de pan,
1/2 vaso de leche, 1 vaso de vino blanco, 1 vaso de salsa de tomate, agua, harina de maíz refinada, harina y pan rallado, 50 g de canónigos, vinagre, aceite de oliva, sal, pimienta negra, perejil.

Elaboración:

Pelar y laminar el diente de ajo y dorarlo en una sartén con un chorrito de aceite. Pelar y picar la cebolla, pocharla. Sazonar. Escurrir el exceso de aceite y reservar.
Poner la miga de pan en la leche. Cuando esté bien empapada, escurrir y reservar.
Picar la carne de pavo a cuchillo y ponerla en un cuenco. Salpimentar, añadir perejil picado, las aceitunas picaditas, los tomates secos picaditos, la cebolla pochada y la miga de pan remojada en leche y escurrida. Cascar el huevo, incorporar una cucharada de pan rallado y mezclar bien con las manos hasta que quede una masa homogénea. Hacer las albóndigas, pasarlas por harina y dorarlas en una sartén con aceite caliente. Poner las albóndigas en una bandeja apta para horno y hornearlas a 200ºC con el horno precalentado durante 5 minutos (para que se terminen de hacer por dentro).
Poner la salsa de tomate en un cazo, verter el vino blanco y dejar reducir la salsa. Diluir una cucharada de harina de maíz en agua fría, añadirla y mezclar para que ligue la salsa. Mantenerla a fuego mínimo.
Pasar las porciones de queso por pan rallado y freirlas en una sartén con aceite por todos los lados. Reservar el queso frito en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Servir 3 montoncitos de salsa en un plato y colocar encima de cada uno una albóndiga. Acompañar con una porción de queso y con los canónigos aliñados con aceite, vinagre y sal. Decorar con una hojita de perejil.