ElPozo se suma al proyecto de AECOC para reducir el desperdicio alimentario en España

11/11/2012

Un centenar de empresas y asociaciones relacionadas con el sector alimentario han suscrito un acuerdo de colaboración para reducir el desperdicio y optimizar los excedentes alimentarios, en el marco de su adhesión a un proyecto liderado por la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) para evitar esta problemática.


En virtud del acuerdo, las empresas firmantes-entre las que se encuentran, además de ElPozo Alimentación, la empresa líder en soluciones de alimentación con base de proteínas con sede en Alhama de Murcia-Coca-Cola, Nestlé, Nutrexpa, El Árbol, Dia, Mahou-San Miguel o Grupo Siro, se comprometen a impulsar entre sus organizaciones un decálogo de buenas prácticas para reducir el desperdicio alimentario.


Por su parte, AECOC realizará un seguimiento de las iniciativas desarrolladas, coordinará las dos comisiones de trabajo que se crearán en el marco de esta iniciativa y firmará un acuerdo de colaboración con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) para incrementar el volumen de alimentos entregados, profesionalizar el proceso de captación y gestión del producto y establecer sistemas de medición para cuantificar “el verdadero impacto” del proyecto.


Bajo el lema La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala, la AECOC ha puesto en marcha esta campaña, “pionera en Europa”, que persigue reducir el desperdicio alimentario mediante la prevención y el impulso de prácticas de eficiencia, además de aprovechar los excedentes. La AECOC destaca que esta iniciativa involucra a la cadena productiva del sector, a la Administración pública –en su labor de concienciación de la sociedad– y a los bancos de alimentos, para que se optimice la llegada al consumidor final. En España hay 54 Bancos de Alimentos que mueven 104 millones de kilos al año. A principios de 2012, el Consejo Directivo de AECOC aprobó el desarrollo de este proyecto ya que, según la asociación, un tercio de los alimentos producidos en el mundo para consumo humano se pierden o desperdician cada año, lo que supone que más de 1.300 millones de toneladas de alimentos no llegan al consumidor final.


Mientras, en los hogares se tiran anualmente 2,9 millones de alimentos a la basura por lo que AECOC cuantifica el desperdicio per cápita entre los consumidores de 95-115 kilos anuales en Europa y Norteamérica, mientras que en África subsahariana y en Asia meridional y el Sudeste asiático se tiran entre 6-11 kilos por persona.

Galería